Desde el momento en que decidimos mudarnos a un nuevo hogar, la paz será esencial para vivir en ese lugar, para lograr la paz y un hogar sano hay que tener en cuenta ciertos elementos o detalles que eleven la energía de las personas que allí habitan y les brinde bienestar. 

El interior de un hogar debe ser cómodo y acogedor, de lo contrario puede convertirse en un ambiente asfixiante y por lo tanto es agotador vivir en un ambiente así, un ambiente cálido y confortable es vital para todos, específicamente para las personas que trabajan o están por muchas horas en su casa. 

Hay espacios que sin duda alguna nos cobijan y nos ofrecen un gran bienestar, para lograr un espacio sano es esencial que sea un espacio simple y que no esté recargado de objetos, lograr la armonía en el hogar no es difícil, solo hay que tener en cuenta algunas recomendaciones. 

Consejos para tener un hogar sano

¿Cómo lograr un espacio armonioso? 

Deshacerse de las cosas que no se usan: desechar o regalar los elementos decorativos o todos aquellos objetos que no usemos, soltar lo innecesario nos conectara aún más con el presente. 

Mantén el orden: tener un hogar ordenado y con objetos en buen estado, será el secreto para un espacio sano, siempre y cuando estén limpios y bien cuidados. 

La belleza de lo delicado: cuando entramos a la casa siempre estaremos más atentos a los elementos o detalles que hay en ella, estos elementos son los que realmente ofrecen armonía. 

La luz natural: dejar que la luz del sol ingrese a tu hogar brinda una amplia variedad de beneficios, para la salud y sobretodo porque brinda una sensación de bienestar y alegría, la luz natural le ofrece a nuestro ambiente comodidad y hace que nuestro hogar luzca más acogedor, la luz del sol aumenta los niveles de serotonina y endorfinas en el cerebro, estas son las hormonas del bienestar y la energía. 

Conectate con las energías de tu hogar 

Si te cuesta empezar el día con buena actitud, te sientes cansado, observa la calidad de tu entorno y comienza a conectarte con tus espacios organizados, camina descalzo para liberar las tensiones o el estrés. 

De igual forma, el orden y la limpieza te permitirá respirar mejor, ventilar los espacios también es importante, ya que en el hogar se acumulan sustancias tóxicas debido a los productos de limpieza o cualquier suciedad en el ambiente, permite la libre circulación del aire.

Abre las ventanas en los momentos del día en los que la temperatura es más baja, sin olvidar la seguridad, hay un sin fin de cerraduras y elementos que permiten proteger las ventanas aun cuando estas estén abiertas. 

Mantener la seguridad de las puertas principales, es verdad que todos queremos disfrutar de estancias confortables pero la seguridad es clave para la tranquilidad, verifica que las cerraduras de las puertas estén en buen estado y si te acabas de mudar cambia las cerraduras, ya que algún familiar o amigo de los inquilinos anteriores seguramente tendrán copia de las llaves de la cerradura anterior.

Finalmente, para lograr un hogar sano, el orden, la limpieza, la simplicidad y la seguridad cumplen un rol fundamental, lo importante es que dentro de ella solo tengas objetos que te hagan sentir bien.